miércoles, 5 de mayo de 2010

El Ayto. de Cáceres no paga (2ª parte)

El 7 de abril de 2010, aún no hace un mes, es cierto ... le escribí a la Excelentísima Sra. Doña Carmen Heras, Alcaldesa de Cáceres, y al concejal de turismo, el Sr. Don Francisco Torres, diciéndoles:

Estimad@s amig@s,

Les escribo en nombre de las once personas que bajo el nombre "María Soliña, compañia de narración oral" participamos en el encuentro de Juglares de septiembre de 2009.
Hasta ahora nos hemos mantenido a la espera de las noticias de Coke (espacio-e) que nos pedia paciencia, pues él estaba negociando con ustedes. 
 
Es por ello que les escribo, para mantenerl@s informados. Las personas afectadas por este  impago nos vamos a reunir el proximo sábado 10  para poner en común las vias de actuación, contactos con la prensa, etc. Pero hemos comenzado dando a conocer a traves de nuestros blogs la situación, ya que todos sabemos que el Ayto. adeuda a poveedores unos 11 millones de euros, y nos gustaria que ustedes nos dieran una solución aunque fuera aplazada.
 
 http://mariasolinha.blogspot.com/2010/04/el-ayto-de-caceres-no-paga.html

A la espera de sus noticias 
 
Atentamente 
 
Carmen Ibarlucea

El 8 de abril de 2010 recibí un amable correo de Doña Carmen Heras donde me decia a mi como persona delegada por el grupo de narración oral María Soliña,

Estimada Carmen: Como usted muy bien dice en su blog, el Encuentro de Juglares tropezó con un sin fin de problemas que nadie había previsto. El momento, económicamente hablando, está siendo malo para todos pero no se preocupen que ya he dado orden a tesorería para que el responsable del evento ante nosotros pueda cobrar y abonarles, por tanto, a ustedes sus
honorarios en fechas muy próximas, sin duda en este mes. 
Atentamente

Pero ya estamos a 5 de mayo de 2010, y las noticias que nos dan desde la empresa Espacio-e, es que el concejal de turismo Don Francisco Torres, ha insinuado que no vamos a cobrar... por razones que a una simple narradora oral como yo (con ciertos conocimientos de economía practica aprendidos gracias a su contacto con la red de economía alternativa y solidaria) se le escapan.

Lo que más me duele de esta situación es que seguramente, después de esto, quedaré en la lista negra de las personas a las que el Excelentísimo Ayuntamiento de Cáceres no va a contratar NUNCA MÁS... pero sinceramente, he comenzado a decirle a mis acreedores que telefoneen al Sr. Concejal de Turismo, porque yo trabajo para pagar mis facturas, pero solo soy un eslabón más de la cadena, y aunque a veces vodafone me corte el teléfono o la Caja Rural de Extremadura se inquiete por que me atraso con el pago de mi hipoteca, tengo la voluntad de pagar... y en realidad, ellos tienen como "apretarme las tuercas". No crean que soy una ilusa... es solo un desahogo, yo sé que no puedo esperar de estas entidades comprensión ni paciencia, pues todos sabemos que la globalización consiste en la despersonalización de las empresas. No obstante, no me quejo... este juego, al que juego, laboralmente suele jugarse con las cartas boca arriba. Por ejemplo...

Trabajo para el Instituto Andaluz de las Letras y las Artes, que es una entidad dependiente de la Junta de Andalucía. Con ellos las cosas están claras, trabajo, envío una memoria y una factura... y a los 2 ó 3 meses (según el nivel de burocracia acumulado) recibo un ingreso en mi cuenta.

Trabajo para la Fundación Gérman Sanchez Ruiperez, en la que la Diputación de Badajoz delega el Plan de Animación a la Lectura.  Esta fundación suele pagara las facturas al mes de haberse realizado el trabajo.

Puedo continuar poniendo ejemplos de entidades para las que vengo trabajando regularmente desde hace entre 5 y 6 años, con TODAS las reglas del juego están claras. Aunque siempre hay agradables excepciones, como por ejemplo los Ayuntamientos pequeños que pagan al momento de realizar la actividad, o los colegios que también te pagan en mano y además te dan las gracias, te dicen que les ha gustado mucho lo que haces y te vuelves a casa más feliz que una perdiz.

Que quieren que les diga, yo sé lo que es esperar, después de contar cuentos, esperar es lo que más hago ... de modo que ya ni siquiera le pido a la Concejalía de Turismo que nos pague el total de la deuda (que es más grande de lo que en realidad nos corresponde a los "María Soliña", lo nuestro es casi simbólico... apenas 5.900 € a repartir entre 11 personas unas más y otras menos según las horas trabajadas y las responsabilidades asumidas), solo les pido una salida negociada... una cuota, mes a mes, un pago aplazado... una señal de buena voluntad. Porque soy una utópica y creo en el ser humano. Creo en la capacidad de empatizar que nos otorgan esas neuronas espejo, y que nos diferencian del resto de los mamíferos.

Y como no puedo evitar ser una cuentacuentos, acá va un cuento que aún no tiene final...

Había una vez unas narradoras
que tenía unos hijitos muy lindos.
Había una vez unos narradores
que tenían un alquiler que pagar.

Había una vez algunas personas
que habiendo leído el Quijote se dijeron,
"¡vamonos a desfacer entuertos!"
Y se echaron al camino
para contar cuentos,
que es siempre, siempre
contar la verdad.

Y como las injusticias
no caducan,
decidieron reivindicar
la memoria de las brujas.

Y tú nos dirás:"¿Las brujas?
¡Pero si son malas, feas y perversas!
Y nosotras respondemos:
¡No! Ellas eran mujeres buenas
como María Soliña,
que lloraba a su esposo
y a sus hijos junto al mar,
pero la ambición de los hombres
la condenó: "¡bruja!"
y con esa excusa,
se apropiaron de sus tierras,
de sus casas...
y la dejaron morir en soledad.

Esa es la memoria que
queremos dignificar.


Una mañanita las "marias soliñas"
nos fuimos a Cáceres
porque nos llamaban a juglarear.
¡Ay, que linda idea!
Volver al pasado,
y ser como aquellas
contar, reír y cantar.

Alegrar el día a personas
buenas,
a personas
malas,
y algún regular.

Que las brujas somos,
como las estrellas
que alumbran el cielo
sin discriminar.

Y así una semana,
bailando, cantando,
contando y jugando
... Y asustando un poco
no lo vamos a negar.

¿Qué abre la mañana?
nosotras contamos,
cantamos,bailamos.

¿Qué llegá la noche?
vienen los embrujos,
animas perdidas,
y danzas paganas,
¡hay que disfrutar!

Así una semana,
danza que que danza
cuenta que te cuenta
canta que te canta.

Volvemos a casa,
con nuestros hijitos,
con nuestros patronos,
con nuestras rutinas.
No hay que preocuparse,
al llegar noviembre
estas narradoras
que ya han sembrado
recogerán los frutos
de esfuerzos pasados.

Pero ¡ay! el invierno,
¿qué nos ha traído?
el frío, la nieve
la desilusión.

Y las narradoras
y los narradores,
muy tristes escriben:
"A los Reyes Magos:
no vengan ahora,
que nuestras huchitas,
están resequitas"

Y nuestros hijitos,
y nuestros caseros
nos dicen bonitas
palabras de amor.

Pero a las soliñas nos duele el engaño,
y le preguntamos al Espacio- E
Afligidas y llorando mucho:

— Espacio-E, ¿por qué eres tan malo
que no nos pagas el trabajito
que hicimos para la ciudad?

Y el Espacio-E responde:
— Más malo es el concejal ,
que no me quiere pagar a mí.


Y las narradoras le dicen al Concejal
— Concejal, ¿por qué eres tan malo
que no le pagas a Espacio-E,
que no nos paga el trabajito
que hicimos para la ciudad?

Y el Concejal responde:
— Más mala es la alcaldesa
que no me quiere aumentar el presupuesto a mí.


Y las narradoras le dicen a la alcaldesa
— Alcaldesa, ¿por qué eres tan mala
que no le aumentas el presupuesto al Concejal,
que no puede pagar a Espacio- E,
que no nos paga el trabajito
que hicimos para tu ciudad?

Un final posible....
La alcaldesa responde,
- Narradoras bonitas
yo voy a dar la orden en Tesorería
para que paguen a Espacio-E,
para que os pague el trabajito
que hicisteis para mi ciudad.

Otro final posible

La alcaldesa responde:
- Más malos son los que reparten los presupuestos generales del estado,
que no me dan dinero para aumentar el presupuesto del concejal,
para que pague a Espacio-E,
para que os pague el trabajito
que hicisteis para mi ciudad.

1 comentario:

Cris Purrusalda dijo...

Muy bueno, Carme, como siempre tienes la palabra adecuado y la visión más razonable, de esperanza, pero a i ya no me queda mucha y sobre todo empìezo a volverme a desesperar y a sentir miedo de que ni siquiera la magia y los cuentos seán capaces de que me queme en mi propia hoguera, encendida por situaciones injustas como está........